martes, 7 de junio de 2011

Balacera en las afueras de la cancha del Tomba

Balacera en las afueras de la cancha del Tomba

Hay dos detenidos y un herido. Los involucrados son de Villa Hipódromo y el barrio La Gloria, dos barriadas que se disputan el control de la hinchada. Fue tras partir la barra a Buenos Aires.

07-06-2011





Ingredientes: madrugada, tiroteo, heridos, playón este de la popular de la cancha de Godoy Cruz, involucrados de los barrios La Gloria y Villa Hipódromo. Condimentos: la barra brava del Tomba partiendo una hora antes a Buenos Aires. Menú a la carta: ajuste de cuenta, disputa de poder por el control de la barra, intento de asalto, guerra de bandas.



Todo esto quedó dando vueltas ayer en la cabeza de los detectives cuando empezaron a armar el rompecabezas de un tiroteo ocurrido después de la medianoche en las afueras de la cancha del Tomba, del que resultaron detenidos un hombre de 33 años y una adolescente de 15. Además se sospecha que dos personas heridas de bala que llegaron al Hospital Central pocos minutos después de la balacera podrían estar vinculadas al enfrentamiento.



Esto hace pensar a los investigadores que el hecho quizá tenga que ver con una comentada disputa por el control de la barra brava del Tomba que enfrentaría al superpoderoso grupo del barrio La Gloria, liderado por Daniel el Rengo Aguilera, actualmente preso, contra la minúscula banda de Los pibes de Villa Hipódromo y Villa Marini.



La denuncia de que el tiroteo estaba en plena actividad llegó por los vecinos a oídos de la policía después de las 0.30 y las alarmas se activaron porque una hora antes los micros con la barra brava del Tomba habían partido a Buenos Aires para presenciar el choque entre Vélez Sarsfield y Godoy Cruz.



Los uniformados arribaron rápidamente y divisaron a un individuo en la zona cuya persecución emprendieron sin dudar un minuto.



El hombre estaba acompañado por una chica y ambos huyeron hasta tomar por una calle cercana en la que pretendieron perderse de la vista de los uniformados. Para asegurar el escape se metieron, sin pedir permiso, claro está, en una casa.



Pero los efectivos policiales no les habían perdido pisada y sabiendo que estaban en la vivienda ingresaron en ella para sacarlos.



No se equivocaron. Cristian Barloa, de 33 años, junto con una adolescente, de 15, estaban en casa ajena sin poder justificar qué hacían.



Los agentes revisaron la vivienda y encontraron una pistola 9 milímetros con seis balas, debajo de la estufa, que el propio Barloa habría escondido allí. El detenido es un viejo conocido de la fuerza, ya que tiene un frondoso prontuario de delitos contra la propiedad.



Mientras ese procedimiento sucedía, dos heridos de bala ingresaban minutos después de la 1 a la guardia del Hospital Central, con casi cinco minutos de diferencia entre uno y otro. Ambos domiciliados en el barrio La Gloria y también con antecedentes de incursionar en el mundo del delito.



Alberto Arce, de 24 años llegó con un disparo en la pierna izquierda y Mauricio Sarmiento, de 30, con un tiro en el sector izquierdo del tórax. En los dos casos sin riesgo de muerte.



Las versiones sobre lo que les había pasado llamó la atención de los detectives. Sarmiento habría expresado que quedó mezclado en calidad de víctima y en el medio de un tiroteo en las inmediaciones de la cancha de Godoy Cruz.



Mientras que Arce, en cambio, quien también tendría prontuario por delitos contra la propiedad, argumentó que esperaba el colectivo en su barrio cuando lo quisieron asaltar y lo hirieron de un disparo.



La disputa por la barra

Es recurrente el comentario “en la calle”, como se dice en los ámbitos investigativos, que luego de que Daniel el Rengo Aguilera se vio obligado a pasar a la clandestinidad por un pedido de captura acusado de una doble tentativa de homicidio, Los pibes de Villa Hipódromo-Villa Marini habrían empezado a trabajar para quitarle el poder.



Ayer, tras el tiroteo, sugestivamente esa sospecha era potable para los investigadores.



Es que el detenido Barloa, quien fue parte del tiroteo en el playón del Tomba, vive en Villa Hipódromo, mientras que los heridos de bala que llegaron al Hospital Central son del barrio La Gloria.



Aún más, uno de ellos admitió haber estado en ese tiroteo, pero diciendo que casualmente pasaba por allí y quedó en el fuego cruzado. Para la policía, lo importante es que se ubica en la escena de los hechos.



En el lugar, sin duda, el tiroteo existió, porque se levantaron ocho vainas servidas de las armas disparadas y se le secuestró al detenido Barloa una pistola 9 milímetros con sólo 6 proyectiles (un cargador para este tipo de armas lleva hasta 12 balas). Además se le incautó el vehículo en el que se desplazaba, un Peugeot 307, que tenía una perforación producto de un disparo.



Estas pieza han quedado en manos de los hombres de Investigaciones, que a esta altura miran lo ocurrido no sólo como un tiroteo más. Al contrario, todo lo que sucede relacionado con la barra brava de Godoy Cruz y sus múltiples conexiones deja un menú múltiple, con un aroma y un hervor cada vez más preocupantes.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Ultimas Entradas